domingo 08 de abril de 2018 - 20:27                6039
08.04.2018 - 20:27                6039
El Juzgado Federal de Junín interviene en una tragedia aérea que le costó la vida a cinco personas
OCURRIO ESTE DOMINGO CERCA DE LAS 15 EN EL LIMITE DE LAS PROVINCIAS DE BUENOS AIRES Y LA PAMPA. Un avión que llevaba un grupo de amigos que habían ido de vacaciones a Mendoza y volvían a Tandil se precipitó a tierra, falleciendo todos sus ocupantes.
El Juzgado Federal de Junín interviene en una tragedia aérea que le costó la vida a cinco personas

Una tragedia aérea ocurrió en la tarde de este domingo cerca de Quemú con un costo fatal de cinco muertos.


El siniestro se produjo alrededor de las 15:00. El avión había salido desde la localidad de San Rafael, Mendoza, y se dirigía a la localidad de Tandil, provincia de Buenos Aires.

Se trata de un avión PA 34 Piper Seneca, matrícula LV GZK. Cayó en la zona rural entre Quemú Quemú y Pellegrini, provincia de Buenos Aires. Los cinco ocupantes fallecieron.

En el lugar trabajaron policías de varias dependencias.

El accidente ocurrió a las 15:00 en un campo ubicado dentro de la geografía de la provincia de La Pampa a metros del meridiano V que la separa de la provincia de Buenos Aires.

 El avión PA 34 Piper Seneca, Matrícula LV-GZK, que había salido desde San Rafael, Mendoza, y se dirigía a la localidad de Tandil, provincia de Buenos Aires cayó de oeste a este dentro de un campo sembrado de maíz.

Dejó un rastro de unos 300 metros y en él fue dejando pertenencias desparramadas de las personas que iban a bordo. A llegar al desnivel con el camino rural, capotó (se dio vuelta) y se prendió fuego.

 Las cinco personas quedaron atrapadas en el interior del avión y murieron calcinadas. En el lugar trabajó personal de comisaría de Quemú Quemú, la cúpula de la UR II y también el fiscal general, Armando Agüero.

Los fallecidos son Enrique Cantó, Mariano Gullot, Juan Ignacio Ignacio Otegui, Pedro Sichez y Mauricio Balbi, un grupo de amigos de entre 36 y 41 años que había viajado a San Rafael, Mendoza, para pasar algunos días de vacaciones, según señaló El Diario Sur.

La nave era piloteada por Enrique Cantos y se dirigía a Tandil, partido en el que integró el directorio de la cantera Cerro Federación.

El resto de los tripulantes también residía en San Vicente. Guyot se dedicaba a la venta de cereales; Otegui, a una empresa de transporte; Siches trabajaba en el área de sistemas; y Balbi en el sector de la carne.

“El avión cayó en un campo de La Pampa y terminó en otro de la provincia de Buenos Aires”, dijo el fiscal general, Armando Agüero

En diálogo con infopico.com, Armando Agüero, señaló en relación a la tragedia aérea, que “tomamos conocimiento a partir de la información del Aeropuerto de General Pico y en mi caso del jefe de la Unidad Regional II a través del comisario general, Daniel Guinchinau, de que en el meridiano que divida la provincia de La Pampa con Buenos Aires, había caído un avión con cinco ocupantes que se dirigía a provincia de Buenos Aires.”

Contó como detalle de lo ocurrido que  “el impacto se produjo en un campo de la provincia de La Pampa, pero terminó en un predio rural de la provincia de Buenos Aires. Producto del impacto el avión se prendió fuego y fallecieron los cinco ocupantes”.

Sobre la investigación que se llevará a cabo señaló que “tomamos comunicación con el juzgado federal de Junín, que va a intervenir en la causa, por lo cual estamos esperando que intervenga, aviación civil, la división criminalística de Trenque Lauquen y el juzgado federal de Junín. En estos momentos nuestra función es sólo custodiar el avión”.

Cabe recordar que el avión había salido de Mendoza y se dirigía a Buenos Aires.

La aeronave siniestrada es un Piper PA-34 Seneca matrícula LV-GZK, es un avión ligero bimotor de origen estadounidense, producido por Piper Aircraft. El Seneca es usado principalmente como transporte aéreo personal, de entrenamiento y de negocios.

Fuentes confiables aseguraron a infopico.com, que el aeropuerto confirmó el siniestro por la activación de la radiobaliza de emergencia ELT (Emergency Locator Transmitter) que envió las coordenadas exactas del siniestro.

“El avión cayó en un campo de La Pampa y terminó en otro de la provincia de Buenos Aires”, dijo el fiscal general, Armando Agüero

Lo que por el momento no fue informado es si se activó de forma manual (con un botón desde el interior de la nave) o automáticamente. Este tipo de balizas se activan automáticamente en el momento del impacto al sufrir una fuerte desaceleración, explicaron entendidos en el tema a infopico.com.

Las condiciones climáticas no eran las mejores tampoco, ya que las nubes estaban a muy baja altura en la zona. En el aeropuerto de General Pico, en la hora aproximada del accidente el techo estaba a 3 mil pies (unos 900 metros). En el aeropuerto de Tandil, el destino, había una importante tormenta según se vio en la imagen meteorológica satelital.

Se presume que podría haber intentado un aterrizaje de emergencias, y luego de derrapar por unos 300 metros se encontró con el camino vecinal por donde va el límite –Meridiano V- que está unos 2.5 metros más bajo que los campos aledaños. Se cree en principio que el avión capotó justo en el camino y es donde se habría prendido fuego con las personas dentro; con la dificultad de salir puesto que el avión estaba dado vuelta.

(Fuente: Fotos e información: Infopico.com)