viernes 06 de abril de 2018 - 22:42                980
06.04.2018 - 22:42                980
El juninense Pablo Micheli participó de la marcha de apoyo a Lula ante la embajada brasileña
La sede de la Embajada de Brasil en la Ciudad de Buenos Aires se convirtió en el punto de encuentro de manifestaciones de diversas fuerzas políticas, sociales y gremiales en repudio a la detención del ex presidente de ese país Lula Da Silva
El juninense Pablo Micheli participó de la marcha de apoyo a Lula ante la embajada brasileña

La sede de la Embajada de Brasil en la Ciudad de Buenos Aires se convirtió en el punto de encuentro de manifestaciones de diversas fuerzas políticas, sociales y gremiales en repudio a la inminente detención del ex presidente de ese país Lula Da Silva. La columna de cientos de manifestantes se movilizó a Arroyo al 1.100.


Entre ellos se encontraban el líder de la CTA, Pablo Micheli; el dirigente de la CGT, Juan Carlos Schmid; el secretario general adjunto de Camioneros, Pablo Moyano; el líder de Nuevo Encuentro Martín Sabbatella; la diputada del Frente para la Victoria Mayra Mendoza; el dirigente Luis D´Elía; el secretario general de UTE, Eduardo López; el titular de la CTA de los Trabajadores Hugo Yasky; su par de la CTA Autónoma, Pablo Micheli; el ex Canciller Jorge Taiana; el secretario general de SUTEBA Roberto Baradel, entre otros.

El viernes a la tarde, el Consejo Nacional del Partido Justicialista (PJ) manifestó su repudio a "la persecución política" contra  Lulay expresó su total solidaridad con el Partido de los Trabajadores y todas las fuerzas populares de Brasil. "La decisión del Supremo Tribunal Federal brasileño de dar vía libre a la encarcelación del ex presidente sin haber agotado todas las instancias de apelación es una afrenta para el principio de presunción de inocencia", manifestó el comunicado del PJ.

"Esta judicialización es, ni más ni menos, la degradación de la política en su conjunto y de un sistema que debe representar al conjunto de las ciudadanías latinoamericanas. Alentamos a los compañeros brasileños a no bajar los brazos y a seguir luchando", añadió.

En el mismo sentido, el bloque de diputados nacionales del FpV-PJ manifestó su solidaridad con el ex presidente de Brasil ante la orden de detención que pesa sobre él, y denunció un plan para que "no haya más líderes populares". "Ante la denegación del habeas corpus que lo deja a un paso de ir a prisión, el bloque FpV-PJ expresa que el plan de la derecha es que no haya más líderes populares que gobiernen para los trabajadores", manifiestan los legisladores mediante comunicado de prensa.

Paralelamente la Confederación General del Trabajo (CGT) expresó este jueves su "más enérgico repudio" contra el fallo de la Corte Suprema de Brasil y denunció una "proscripción" contra el ex mandatario de ese país, quien planeaba volver a competir por la Presidencia. "Rechazamos la vulneración del derecho a la libertad hasta tanto no exista una sentencia definitiva. El golpe institucional que empezó con la destitución de la compañera Dilma Rousseff hoy se consagra con la injusta decisión judicial", señaló el comunicado de la central obrera. "Los trabajadores de la Argentina nos solidarizamos con los trabajadores de la hermana República del Brasil y con el compañero Lula", agregó.

En la misma línea, la asociación Abuelas de Plaza de Mayo repudió "la persecución política a la que está siendo sometido el ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, amparada por un poder judicial cómplice que atenta contra el normal funcionamiento de la democracia". "Bajo una acusación que no fue debidamente probada judicialmente, con irregularidades en todo este proceso que podría culminar con su detención, el poder político y judicial busca proscribir a Lula y dejarlo fuera de la contienda electoral que lo ubica como el candidato con más posibilidades de convertirse en el próximo presidente de Brasil", expresó la organización en un comunicado.

Además, sostuvo que "el antecedente del golpe institucional de Michel Temer contra la ex presidenta Dilma Rousseff y el intento de dejar fuera de carrera a Lula muestran un enorme retroceso en la calidad democrática de Brasil, al igual que se vio en otros países de la región". "Lula está a punto de convertirse en un nuevo preso político; es perseguido por su lucha por erradicar la pobreza y el hambre en su país, por buscar la justicia social y la igualdad. Por eso, las Abuelas expresamos nuestra solidaridad con él y con el pueblo brasileño que vive horas de incertidumbre y dolor, y nos sumamos al grito de la Patria Grande: ¡Lula Libre!", concluyó.

Por último, el bloque de diputados nacionales del Movimiento Evita presentó un proyecto de resolución para que la Cámara de Diputados repudie la "proscriptiva decisión judicial que ordenó la detención del ex presidente de Brasil". Los legisladores de esa bancada presentaron un escrito de similares características en la embajada de Brasil en Buenos Aires. En el proyecto, los legisladores exigieron que "se garanticen las condiciones para un justo y democrático proceso electoral", y condenaron "las proclamas militares sediciosas que condicionaron al Poder Judicial bajo la amenaza de golpe de Estado".


Asimismo, explicaron que "el encarcelamiento sin condena firme del principal candidato opositor y la violencia política registrada estas semanas, obliga a los diputados y diputadas de la Nación argentina a levantar la voz en defensa de la democracia y del pueblo brasileño". Para los diputados del Movimiento Evita, "el silencio ya es una estruendosa complicidad".