jueves 04 de enero de 2018 - 08:48                6879
04.01.2018 - 08:48                6879
Amenazan de muerte a una chef que engañó a clientes veganos y les sirvió lo que evitaban comer
La cocinera, de 47 años, se burló en Facebook de sus comensales que, sin saberlo, incumplieron su dieta libre de productos de origen animal. Una ola de críticas la forzó a renunciar
Amenazan de muerte a una chef que engañó a clientes veganos y les sirvió lo que evitaban comer
Una chef, molesta por los recurrentes pedidos de un grupo de clientes veganos, decidió burlarse de ellos en Facebook, donde aseguró que les había puesto una trampa en su comida, sin imaginar la ola de consecuencias: unas disculpas públicas, amenazas de muerte y la renuncia a su trabajo.

Laura Goodman, cocinera del restaurante de comida italiana Carlini, ubicado en Shropshire (Inglaterra), ventiló en Facebook su molestia con los comensales.

"Una crítica cliente vegana (para el que pasé trabajando todo el día) acaba de irse a dormir pensando que sigue siendo vegana", se regodeó Goodman en su cuenta personal.

Posteriormente, y ante la consulta de sus contactos preocupados, agregó: "De hecho, debería decir ellos, y no ella. Comenzó pidiendo que los llame en Navidad para discutir sus requisitos dietarios para sus invitados en un horario específico, y me dejó preguntándome por qué estoy explicando este simple post a una zorra".

La publicación no tardó en viralizarse, especialmente entre los activistas de esta dieta libre de productos de origen animal, que expresaron su indignación por la actitud de la mujer.

La ola de repudio fue tal que Goodman emitió disculpas públicas, pero la situación ya había escalado. No solo llegaron quejas a las autoridades locales y la página de Facebook se inundó se críticas negativas: la mujer también reportó a la policía que había sido amenazada de muerte.

Su novio, Michael Gale, intentó explicar las circunstancias de la publicación, señalando que había tenido un mal día y bebió de más. "Fue una frase estúpida en un grupo cerrado. Está arrepentida", indicó.

Gale, quien también es uno de los dueños del restaurante, esbozó una explicación para la conducta de su empleada: "Ella pasó mucho tiempo diseñando un menú especial vegano para un evento, pero luego eligieron algo que ya estaba en el menú, e incluso una pizza con queso, que no es vegana. A eso se refería, y no es excusa para sus comentarios. Queremos asegurar que no se usó carne para los platos y fueron realizados con altos estándares de calidad". Además, Gale indicó que él también ha recibido amenazas de muerte.

La incesante avalancha de críticas reclamaba una investigación sobre la mujer e incluso atacaron a otras personas sin relación al caso. Hasta la madre de una mesera del local recibió mensajes de odio.

Un vocero del restaurante confirmó que Goodman presentó su renuncia, mientras que una amiga indicó que la chef tiene tanto miedo que se rehúsa a salir de su casa.
COMENTA LA NOTA