DIARIO JUNIN - Junín Bs As
DiarioJunin.com
Junín, Domingo, 20 Mayo 2018 10:46 hs.
☰ Menu
29-07-2017
Cuáles son los 6 factores diarios que arruinan la piel
Es la barrera más importante con el exterior, a diario está expuesta a los cambios climáticos, los rayos UV y a factores internos como la falta de descanso que repercuten de manera directa sobre esta y puede desencadenar envejecimiento prematuro u otras patologías. Cómo contrarrestarlos

  • Cuáles son los 6 factores diarios que arruinan la piel
Nadie quiere envejecer. Y mucho menos en forma prematura. La piel seca es uno de los principales síntomas de envejecimiento prematuro. Las mujeres buscan tener una piel radiante pero la belleza no es la función primaria de la piel

Hay hábitos diarios que atentan contra la buena salud de la piel. Algunas de estas, inclusive, están ligadas a cosas que hacemos de manera tan rutinaria que ni nos damos cuenta de cuánto mal hacen.

La piel es el órgano no que nos separa de medio y "tiene una función barrera multifactorial, física de resistencia y resilencia nivel hídrica,fotoprotección, microbacteriana que se ve alterada por muchas patologías y por los factores externos", explicó a Infobae Maria Eugenia Capputto, médica dermatóloga del hospital Cemic.

Cuando esta se ve afectada por agresiones externas e internas repercute de manera directa en la salud. Es una barrera protectora cuya salud es esencial.

En el 2005- el científico Christopher P. Wild, actual Director de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer –dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS)– fue quien introdujo el término exposoma, que se define como " la totalidad de exposiciones a la que esta expuesto un individuo a lo largo de su vida, estos incluyen factores interno y externos que son parte de la vida cotidiana", detalló la especialista.

Entre las exposiciones externos se encuentran la polución, los rayos UV, el clima, tabaco y las internas el estrés, la falta de sueño, una dieta desbalanceada Es invitable entrar en contacto con estos, "lo que hay que hacer es tener hábitos rutinarios para apalear sus efectos", resaltó Cappetta.

“Una barrera cutánea saludable neutraliza radicales libres retrasando el envejecimiento”, alertó la especialista.

Cómo afectan los factores cotidianos a los que se expone la piel

-Los rayos UVB y UVA: penetran profundamente en la piel y pueden generar quemaduras y hasta melanomas. También la luz visible puede inducir pigmentación en fototipos III y IV, lo que genera manchas y envejecimiento. No menos importante es la acción de la luz infrarroja, entre ellas la A, que genera degradación del colágeno y elastina.

Esto se previene con la aplicación diaria de fotoprotectores durante todo el año y según la necesidad de cada paciente."No se impide el contacto pero se minimiza el daño en la barrera cutánea", puntualizó la especialista.

–La contaminación: se filtran en las capas de la epidermis, causando inflamación, descomponiendo el colágeno y la capa lipídica de la piel, por lo que debilita su función de barrera, genera deshidratación y posibilidad que penetren las bacterias generando infecciones.

Una limpieza diaria antes de ir a dormir con productos que eliminen para arrastrar para el material particulado. La aplicación de productos que repelen la suciedad del aire.

–Una dieta pobre en antioxidantes: estimula la creación de radicales libres en las células corporales.Una alimentación saludable se traduce en menores signos de envejecimiento cutáneo. Excederse en las dietas y cambiar con mucha frecuencia de peso afecta a la elasticidad de la piel. Demasiada azúcar afecta a la producción de colágeno que mantiene la piel rozagante.

-El uso de algunos cosméticos: no todas las pieles reaccionan igual a las cremas, lociones y maquillaje pueden degradar la función de barrera, es importante usar productos con respaldo científico y recetados por un especialista.

-Dormir poco: la piel se regenera durante el sueño. Dormir poco implica no darle también a la piel el merecido descanso. Pero además, mientras dormimos, se descartan células muertas. Estas células se acumulan en la funda de la almohada y, si no se lava con frecuencia, se convierte en un paraíso bacterial.

-Sedentarismo: la transpiración elimina toxinas. El ejercicio regular mantiene la sangre circulando y limpia el organismo. Así que a sacudirse los hábitos sedentarios y que las impurezas de la piel se queden en el gym.