DIARIO JUNIN - Junín Bs As
DiarioJunin.com
Junín, Miercoles, 17 Enero 2018 09:55 hs.
☰ Menu
08-06-2010
Kawasaki Z1000, con el espíritu de antaño
Se presentó en la Argentina la última generación de esta naked que hizo historia en los años 80. Llega ahora con nuevo motor de 138 CV y chasis de aluminio

  • Kawasaki Z1000, con el espíritu de antaño

Las marcas japonesas han realizado en los últimos años una especie de revival de varios de sus modelos más emblemáticos de los 70 y 80.

Kawasaki no está ajena a este movimiento en el nivel mundial y un ejemplo es la Z1000 2010, que hace pocos días fue presentada en el Autódromo Juan y Oscar Gálvez de Buenos Aires.

Heredera directa de la Z1000 de los 70 y 80 (el primer modelo es de 1976), una moto clásica, despojada de todo tipo de carenado, equipada con un motor tetracilíndrico en línea instalado en forma transversal, que brilló en el Campeonato Argentino de Superbike en los albores de los ochenta con pilotos como René Zanatta (campeón argentino de la especialidad en 1982 y 1983) y Roberto Peluca Ramírez, por ejemplo.

Ya en este siglo, la primera reedición de esta moto se realizó en 2003. Se mantuvo invariable hasta 2006, para ser renovada en 2007. Ahora llega esta versión 2010 con muchas novedades técnicas.

La actual Kawasaki Z1000 es una naked de pura cepa, aunque estilizada con un formato en flecha desde la nariz hasta el remate del colín, incorpora un carenado superior que aloja las tomas de aire del sistema de refrigeración del motor, una pequeña cúpula que rodea la flamante óptica delantera y una quilla que cubre la parte baja del motor.

Por supuesto, mantiene la tradición en cuanto a la arquitectura mecánica, pero presenta un motor completamente nuevo. Se trata de un 4 cilindros en línea, 4 tiempos, refrigerado por agua y con distribución por doble árbol de levas a la cabeza (DOHC) y 16 válvulas.

Con una cilindrada exacta de 1043 cc (77 x 56 mm de diámetro y carrera), mayor que en el modelo precedente (de 953 cc), y una relación de compresión de 11,8:1, la Z1000 produce una potencia de 138 CV a 10.000 rpm (antes contaba con 125 CV). El sistema de alimentación es por inyección directa de combustible (DFI) con difusores de 38 mm en cada cilindro, desarrollado por Keihin.

La transmisión es clásica: embrague multidisco en baño de aceite con comando manual, caja de velocidades de 6 marchas y transmisión final por cadena.
Concepto sport

Para lograr prestaciones deportivas y una excelente maniobrabilidad en ruta, el chasis también es nuevo. Construido en aluminio, tiene un concepto similar al de la superbike Ninja ZX-10R, con las vigas colocadas sobre el motor, que permite hacer la moto más angosta a la altura de las rodillas del piloto y un subchasis, también de aluminio, que soporta el motor.

Las suspensiones van a lo seguro y archiprobado, pero también son íntegramente nuevas. La delantera es una clásica horquilla telescópica invertida con barrales de 41 mm de diámetro, ahora con amortiguación progresiva y ajuste de precarga. La trasera es el conocido sistema monoamortiguador Uni-Trak de Kawasaki, también de acción progresiva, y ubicado sobre el horquillón para evitar los efectos nocivos del calor del escape. Esto también produjo una mejor distribución de pesos, lo que favorece el pilotaje de la moto.

En el rubro frenos dispone de dos discos lobulados semiflotantes de 300 mm adelante con pinzas de cuatro pistones opuestos y un disco, también del tipo lobulado, de 250 mm en la rueda posterior. Los neumáticos, montados sobre llantas de aleación de cinco rayos, son 120/70 ZR17 (delantero) y 190/50 ZR17 (trasero).

Esta Kawasaki Z1000 tiene una longitud de 2095 mm, por 805 de ancho y una altura total de 1085. La distancia entres los ejes es de 1440 mm, mientras que el despeje mínimo respecto del suelo es de 160 y la altura del asiento de 815 milímetros. El depósito de combustible tiene una capacidad de 15,5 litros y el peso en vacío es de sólo 205 kilogramos (218 en orden de marcha).

Otra de las novedades de la Z1000 2010 es el instrumental ahora completamente digital, en tono cristal naranja. El nuevo panel se puede orientar para adaptarse a las preferencias del piloto entre tres posiciones. Entre las funciones de la pantalla se incluyen velocímetro y tacómetro digitales con barras indicadoras, odómetro, cuentakilómetros parcial doble, indicador de combustible y reloj.

Lejos del inconfundible color verde Kawasaki, esta flamante Z1000 se comercializa en la Argentina con tonos blanco perla combinado naranja metalizado y negro metalizado más plata.

El precio de la Kawasaki Z1000 es de 20.616 dólares.

Por Gabriel Tomich
LA NACION